lunes, 26 de julio de 2021

CAPRICHOS DE REINA (MACMILLAN)

 

Debido al aire desértico y a los calores intensos, en el antiguo Egipto se le daba mucha importancia al aseo personal. Todas las clases sociales participaban del elaborado ritual del baño. La gente del pueblo tomaba baños en el río y se frotaba con barro para luego aplicarse aceites que protegían a la piel del sol. En cambio, en las clases altas los esclavos bañaban a sus amos en aguas perfumadas con azafrán, canela o mirra para después untarlos con ungüentos y pétalos de flores.

Dicen que Cleopatra, reina culta y seductora, tenía sus caprichos. Mantenía la piel tersa gracias a sus frecuentes baños con leche de burra. Y dicen que una mañana al despertar dijo a su criada: "¡Quéope, tuve un sueño revelador! No usaré más leche de burra para el baño. Quiero jabón de tocador".

-¿Perdón, mi Señora? -dijo la criada-. Ha dicho...

- Jabón de tocador -repitió la reina con autoridad.

- Pero, mi Señora, nunca oí lo que es eso.

- Sólo el jabón me mantendrá joven desde la testa al talón.

- Pero la leche de burra es muy bue...

-¡Calla, Quéope! ¡Busca ya una solución! ¡Basta de leche de burra! ¡De ahora en más usaré jabón!

Y dicen que entonces el especialista en los ingredientes del aseo de la reina fue a reunirse con los alquimistas. Después de varios experimentos dieron con un resultado que les pareció satisfactorio.

Mientras tanto Cleopatra, encaprichada como estaba en no bañarse hasta no tener jabón, permanecía recluida en sus aposentos con veinticuatro esclavas abanicándola continuamente.

En eso, llegó el especialista con el nuevo producto.

- Alteza -dijo, al tiempo que le entregaba un recipiente con un producto perfumado-, lo hemos logrado.

- Dime qué ingredientes tiene, antes de usarlo, para ver si me conviene.

- Tiene natrón, arcilla y altramuces.

-¿Natrón? ¿No lo usan para momificar? ¡Quedaré seca como Tutankamón!

- Mi Señora, en poca cantidad y mezclado con los otros ingredientes se transforma en jabón.

Dicen que esta simple explicación dejó conforme a la caprichosa reina, tantos deseos tenía de usar jabón y también, claro, de bañarse.

-¡Ay, qué emoción! -exclamó la reina incorporándose- ¡Me bañaré con jabón!

Y dicen por ahí que desde ese día el uso del jabón se extendió por todos los pueblos del mundo.

Dicen que dicen que dicen. Aunque no siempre hay que hacer caso a todo lo que se dice por ahí.


jueves, 24 de junio de 2021

jueves, 25 de marzo de 2021

COCOROCOCÓ cartoné

 




En 2016 nuestro multipremiado Cocorococó pasó a formar parte, en versión cartoné, de la colección Los duraznos, de Pequeño editor, aunque la versión de la colección Panzada de letras de 2014 sigue en vigencia. Hace poco tuvimos una gran noticia: fue elegido, entre otros libros, para las compras que hizo el Ministerio de Educación en 2020 destinadas a establecimientos educativos de nivel inicial, primario y secundario. ¡Qué alegrón!


Les comparto un link de un video de Rueca Fílmica donde Gabriela Mirza y Santiago da Rosa musicalizan amorosamente Cocorococó:

https://www.facebook.com/ruecafilmica/videos/165915525171090


Y acá, Antonela Guevara haciendo hermosamente música y actividad con Cocorococó:



viernes, 12 de marzo de 2021

DICEN QUE DICEN

 

Diálogo brevísimo sin ningún sentido entre dos personas que ni siquiera se conocen

 

Marisol: Le voy a decir algo.

Rogelio: ¿Qué dice?

Marisol: Que le voy a decir algo.

Rogelio: Diga.

Marisol: Digo: María dice que la vecina dice que el esposo dice que un profesor decía siempre: “Dicen que dicen que dicen”.

Rogelio: Me perdí. ¿Qué dijo?

Marisol: ¿En qué parte se perdió?

Rogelio: Cuando dijo que dicen que decían.

Marisol: ¿Cuando dije que María dijo que la vecina dijo que el esposo dijo que un profesor dice siempre?

Rogelio: No, cuando dijo que el esposo de María dice que el profesor de la vecina dice que usted decía.

Marisol: No, yo dije que dicen que dirán que dijeron. Eeehhh… no. ¿Cómo era?

Rogelio: Mire, no importa. Déjelo ahí. (Después de unos instantes) Me acuerdo que cuando de chico mi tía me contaba un cuento siempre empezaba: “Dicen que dicen que dicen que…”.

Marisol: (Piensa en voz alta.) Mmnnn… Eso me suena conocido.

Rogelio: ¿Qué dijo?

Marisol: ¿Cómo dice?

Rogelio: Dije que qué dijo.

Marisol: Dije que lo que usted dijo que su tía decía me resulta conocido.

Rogelio: ¿El dicen que dicen?

Marisol: Ehhh... Sí.

Rogelio: Ah.


jueves, 11 de marzo de 2021

HACHE DOS, ¡OH! (Santillana 2014)

 

Obra para títeres en dos actos

Personajes

Presentador

Coordinadora de casting

Coordinador de casting

Pif 

Paf

Señor

Mujer

Tres musculosos

Muchacho

 

(Todo la obra se desarrolla en la pista del circo).

Acto I

 

Presentador: (Al público). ─Estimado público, los hermanos Pif y Paf, creadores del famoso  circo de clown que lleva su nombre  buscan nuevos talentos . Tendremos el privilegio de ver en escena cómo realizaron el casting.

 (En voz baja). Acá entre nosotros, notarán que los hermanos hablan con un acento raro, pero es porque vienen de otro país, vienen de... (Piensa). De Extranjeria, creo. Bueno, ¡atención!, los dejo con los protagonistas de la acción. (Sale).

 

(Entran coordinador, coordinadora y los seis artistas para el casting. Se ponen en ronda y hablan los coordinadores).

 

Coordinadora: (A los artistas). ─Veo que se han venido preparados para mostrar sus rutinas en el casting. Les cuento, a los que no lo saben, que la gran función se llamará “Hache dos, ¡oh!”.

Coordinador: (A la coordinadora). ─¿Hache dos, ¡oh!? ¿Y eso?

Coordinadora: (Al coordinador). ─La fórmula del agua, señor. ¡Me extraña!

Coordinador: Ah, sí, claro, claro, el agua. Qué lindo, cómo me gusta nadar.

Coordinadora: (A los artistas). ─Vamos a pasar a una sala donde armarán una fila en orden de llegada y esperarán a que Pif y Paf los llame uno por uno. Prepárense que en unos instantes empezamos.

Coordinador: Vengan por aquí.

 

(Salen todos y entran Pif y Paf con sus narices rojas de clown, y desde el centro de la pista empiezan a llamar a los artistas).

 

Pif: ¡Qui entri el primeri!

 

(Entra un Señor con un perro de peluche en los brazos y se para frente a los hermanos.)

 

Paf: ¿Asted qué hace?

Señor: Le doy agua a mi perrito con la mamadera y él llora, llora y llora tanto que me emociona y me hace llorar a mí. Entonces lloro, lloro y…

Paf: (Lo interrumpe). ─Basta, sañor. En esta circa no trabajamos con animalas.

Señor: Pero mire que el mío es un peluche, ¿eh?

Pif: Escuchi, siñor, Pif Paf es cirqui de clown, no trabajamos con animalis aunqui sean de piluchi, ni con perris, ni con monis, ni siquiera con pulguis o piojis, miri lo qui le digo. Y no tenemis nada contra ellos, al contrari. Acá dentri no vuela ni una mosqui.

¡Qui pasi el qui sigui!

 

(Sale el Señor y entra una Mujer vestida con impermeable y un paraguas).

 

Paf: ¿Asted qué hace? Muestra.

 

(La Mujer camina cantando, se para, mira el cielo, abre su paraguas y cuando lo hace, de dentro del paraguas le cae papel picado como si fuera lluvia).

 

Pif: (A la Mujer). ─Me gusti. ¿Sabi nadar?

Mujer: No, señor.

Pif: Ah, muy bin, entoncis sabrá ahogarsi en el agua.

Mujer: ¡Puff, si sabré! Mi abuela decía que me ahogaba en un vaso de agua.

Paf: Muy bien, asted se queda. (Le señala un rincón). Acomódase por ahí. ¡Que pasa el que siga!

 

(La Mujer se corre a un rincón y entran tres Musculosos. Uno trae una bañera con agua).

 

Pif: ¿Quí rutini hacen ustedis? Muestri.

 

(Los Musculosos ponen la bañera en el piso, se suben uno encima del otro y el de más arriba se tira en clavado a la bañera, salpicando a Pif y a Paf).

 

Paf: (Secándose la cara). ─Muy bien, interesanta. Se quedan. (Les señala el rincón). Acomódanse por ahí. ¡Que pasa el que siga!

 

(Los Musculosos se ponen en el rincón junto a la Mujer y entra el Muchacho con una regadera en la mano).

 

Pif: ¿Ustid quí sabi hacir?

 

(El Muchacho hace un paso de baile, riega el piso y crece inmediatamente una planta con una gran flor).

 

Paf: Muy buena, se queda. Acomódase por ahí. ¡Que pasa el que siga!

 

(Entra el coordinador).

 

Coordinador: No hay nadie más.

 

(Sale).

 

Pif: (A Paf). ─Bueni, terminada la selección. (A los artistas que están en un rincón). Vingan, acérquinse, que queremis hablarlis.

 

(Se reúnen todos en el medio de la pista y los hermanos dan los pasos a seguir a los artistas).

 

Pif: La que haremis sirá una función muy espicial, tieni qui salir genial.

Paf: Y camo debe ser una función genial, mi hermano y yo haremos la númera principal, una final a toda orquesta.

Musculosos: (Al unísono). ─¿Y qué música tocará la orquesta?

Paf: No, no habrá orquesta. Quise dacir que la númera final, o sea la de mi hermana y yo, será espactacular. (Sacando músculo). ¡Ejem! Porque coma ven, astamos en muy buena forma.

Muchacho: ¿Y nosotros?

Pif: Ustidis abrirán la función cada uni con su rutini. Al final, nosotris.

Paf: (Señala a la Mujer). ─Solo aparecerá asted ahogándose y nosotros la rascataremos.

Pif: De fondi, duranti todi la función, sonará la Banda de los Calamaris. Así qui vamos a insayar.

Musculosos: (Juntos, a Pif y Paf). Nosotros deberíamos ir al final con ustedes, somos una gran atracción.

Muchacho: (A Pif y Paf). Disculpen, pero la gran atracción seré yo con mi regadera en acción. Yo debería ir en el último acto con ustedes.

Mujer: En realidad yo debería hacer sola el acto final, soy la mejor.

Pif: No, no, no. Nosotris somos los protagonistis. Seremis los únicos héroes del acti final.

Mujer, Muchacho, Musculosos: (Juntos). ─¡Uhhhh!

Paf: Al que no le gusta se pueda retirar. Y al que se queda, a ensayar.

 

(Salen Pif y Paf  y los otros se quedan pensativos).

 

Muchacho: (En voz alta para sí). ─Si me dejaran estar en el final…

Musculosos: (En voz alta para sí). ─¿Hay dudas de que somos los mejores?

Mujer: (En voz alta para sí). ─No apreciaron bien mi acto, que si no…

 

(Se oye un “¡Chist!” muy alto en off seguido de un “¡A ensayar!” y todos se callan y empiezan  con sus rutinas).

Telón

 

Acto II

 

(Se sube el telón y entra el presentador).

 

Presentador: Señoras y señores, el ensayo hasta aquí se vino desarrollando sin errores. Ahora Pif y Paf ensayarán el gran acto final. Veamos si todo sale genial.

 

(Aparece un barco, y subidos a sus mástiles están Pif y Paf haciendo ejercicios equilibristas, mientras suena la música de la Banda de los Calamares).

 

(En eso, voz de la Mujer en off): ─¡Socorro! ¡Me ahogo!

Pif: ¿Quí is iso?

Paf: (Mira el agua y señala). ─¡Ahí! ¡Alguien en la agua!

Pif y Paf: ─ (Bajan a cubierta, tiran una soga al agua mientras dicen juntos). ¡Agárrisi sañora, que la rescataremis!

Mujer: (Corrige con enojo). ¡Señorita! (Y se agarra de la soga).

Pif y Paf: ¡Una, dos, tras, arribi! (Tiran de la soga).¡Ujjjjj!

 

(No logran subir a la Mujer al barco).

 

Pif: (A Paf, como en secreto). ─No parecía tan pesadi, ¿no?

Paf: (A Pif, como en secreto). ─Es que el dominga segura comió muchas raviolas.

Pif: (A Paf, como en secreto). ─Raviolis de hierri.

Pif y Paf: (Intentan de nuevo). ─¡Una, dos, tras, arribi! (Tiran de la soga.)¡Ujjjjjj!

 

(No suben a la Mujer al barco y por poco caen ellos al agua).

 

Pif y Paf: (Como en secreto, a los artistas que están detrás de bambalinas). ─¡Ayuda, qui no podemis!

 

(Aparecen en cubierta los Musculosos y el Muchacho. Tiran todos de la soga junto a Pif  y Paf  y sacan a la Mujer del agua).

 

Mujer: ¡Gracias! ¡Entre todos me salvaron la vida!

Todos los artistas: (Juntos). ─Y como dicen que la fuerza se hace en unión, acá termina este ensayo de función.

 

(Mientras se aleja el barco, se oye la voz de Pif).

 

Pif: Muy bin, quedó perfecti. En el estreni la hacemis así.

Presentador: (Entra a despedirse). ─Espero que de este ensayo hayan disfrutado. Adiós, estimado público.

 

Telón final


HABLAR SIN HABLAR (Macmillan 2018)

 

Salida de una flor

una abeja avanza;

llega a la colmena

y danza, danza, danza.

Pone en el bailar

mucha precisión

para que las otras

 presten atención.

Les indica dónde

encontró un manjar,

esa es su manera

de comunicar.

También las hormigas

hablan sin hablar:

con la feromona

de olor especial

dicen de un peligro

o marcan su lugar.

 

Los delfines silban,

las ballenas cantan,

las hormigas huelen,

las abejas danzan:

mediante esas formas

de comunicación

se comprenden ellos

a la perfección.

Pero, ay, los humanos

hablan, hablan, hablan

y a veces no entienden

ni una palabra.

Somos más complejos

que el reino animal,

por eso es que a veces

nos  comunicamos mal.


viernes, 12 de febrero de 2021

DORMILUNA

 


A la redondona

de la luna llena

en su superficie

nada una ballena.

 

Negra la ballena

blanco el mar lunar

por aguas lechosas

la ballena va.

 

A la redondona

de ballena y mar

si miran la luna

la verán nadar.

 

Negra como noche

asoma, se hunde

y con su gran cola

las aguas sacude.

 

Nada que te nada

salpicando está

y dibuja estrellas

con su salpicar.

 

A la redondona

de luna y ballena

duérmase mi nene

duérmase mi nena.