martes, 9 de diciembre de 2014

Dos que hablan



¿DIÁLOGO?


(Don Pedro y don Carmelo, hombres de unos setenta años de edad, están sentados en un banco de la plaza y hablan mirando al frente, sin mirarse entre ellos.)


Pedro Qué hermoso día, ¿eh?
Carmelo Sí, qué hermoso día.
Pedro Dan ganas de pasear.
Carmelo Sí, dan ganas de pasear.
Pedro Es que está llegando la primavera.
Carmelo Sí, está llegando la primavera.
Pedro Mire qué cielo tan azul.
Carmelo Sí, qué cielo tan azul.
Pedro (Ofendido, a Carmelo) ¿Usted se está burlando de mí?
Carmelo (Mirando a Pedro) ¿Por?
Pedro No repita las mismas palabras que digo yo.
Carmelo Bueno, disculpe.
(Se quedan un momento en silencio. Al rato vuelven a hablar.)

Pedro (Señalando) Qué perfume tienen esas flores de ahí.
Carmelo Sí, qué fragancia tienen esas flores.
Pedro Escuche el canto de los pájaros.
Carmelo Sí, el trino de los pájaros.
Pedro Qué agradable.
Carmelo Qué placentero.
Pedro (Ofendido, a Carmelo) ¿Usted se sigue burlando? Sigue diciendo lo mismo que yo.
Carmelo (Mirando a Pedro) No señor, lo mismo que usted, no. Usé sinónimos.
Pedro (Lo mira enojado)
Carmelo (Mirándolo) Bueno, disculpe.
(Se quedan de nuevo en silencio. Al rato, hablan.)

Pedro Hoy estoy contento, ¿y usted?
Carmelo No, yo estoy triste.
Pedro Hasta siento calor, ¿usted no?
Carmelo No, yo tengo frío.
Pedro Después voy a ir a caminar, ¿y usted?
Carmelo No, yo me voy a quedar quieto.
Pedro (Mirando al otro) ¡Pero, viejo, con usted no se puede hablar!
Carmelo (Mirando al otro) ¿Por?
Pedro Ahora dice lo contrario de lo que yo digo.
Carmelo Pero antes me dijo que no repita lo mismo que usted.
Pedro Sí, hombre, pero tampoco lo contrario.
Carmelo Bueno, ¿y qué quiere que diga?
Pedro No diga ni lo mismo ni lo contrario. (Señalándose la cabeza) Piense un poco.
(Se quedan un momento en silencio. Al rato hablan.)

Pedro Ayer vino mi primo de visita.
Carmelo Mañana aumenta la nafta otra vez. ¡Qué barbaridad!
Pedro Vino solo porque su mujer no anda bien.
Carmelo ¿Adónde vamos a ir a parar con estos precios?
Pedro Parece que a fin de mes la operan.
Carmelo Porque van a remarcar todo, seguro.
Pedro Habló toda la tarde de fútbol, es un fanático.
Carmelo Y nos agarra con la despensa vacía, qué macana.
Pedro Mi mujer, que no se banca el fútbol, lo saludó y se fue a lo de la vecina.
Carmelo Por suerte este mes no tuvimos que comprar medicamentos, que si no…
Pedro Hasta a mí se me hizo pesado el primo, ¡jojo! Es que es demasiado fanático.
Carmelo Ni hablar de viajes, ¡ja! Primero hay que comer.
Pedro Suerte que se fue temprano. Pobre. Es buen tipo.
Carmelo (Poniéndose de pie) Mañana no vengo, tengo turno con el cardiólogo, y de ahí a lo de mi hija.
Pedro (Mirándolo) Ah, ¿se va? ¿Vio cómo nos entendimos y pudimos charlar tranquilos?
Carmelo A ver si veo un poco a mi nieta. Hasta pasado mañana, que siga bien.
(Se aleja)
Pedro Claro, la seguimos mañana. No falte, ¿eh?
(Se pone de pie y sale)

miércoles, 10 de septiembre de 2014

NUBES


Noche temprana.
La luna se asoma a medias
entre unas nubes desperdigadas
como la espuma que deja en la playa
el mar en retirada.

martes, 26 de agosto de 2014

Julio Cortázar


A cien años del nacimiento del gran escritor Julio Cortázar, muy leído y apreciado en mi juventud y releído ahora, sobre todo sus primeros cuentos, publico en este blog la ilustración que hice para una exposición en su homenaje inaugurada a principios de este mes en Donceles 66, México.

(Click sobre la imagen para agrandar)

Elegí para ilustrar el cuento Los venenos porque es uno de los que recuerdo con más cariño, tal vez porque sucede en Banfield, localidad del Gran Buenos Aires donde pasé mi infancia y adolescencia. Pero también porque sucede en la infancia del protagonista y entonces nos retrotrae a esos tiempos en que todo estaba por hacerse. "El sábado el tío Carlos llegó a mediodía con la máquina de matar hormigas...", empieza el relato.

La de abajo es una imagen de cuando lo estaba diseñando. Algunas cosas cambiaron, como el diseño del título. La figura del protagonista está dibujada en papel, escaneada, pegada y pintada con photoshop. Todo lo demás es digital.

(Click sobre la imagen para agrandar)

La siguiente imagen es un primer boceto de la ilustración:

(Click sobre la imagen para agrandar)

Y acá un boceto a lápiz del protagonista:

  (Click sobre la imagen para agrandar)

miércoles, 13 de agosto de 2014

Verde


Verde cabellera del río
que se lleva la corriente.
Verde como hierba verde.
Cabellos de algas,
que no de gente.

En traje de novia


(Publicado en el suplemento  Mon Frère, septiembre 2011)


Blanco un mantel, 
blanca la nube, 
la espuma del mar 
sube que sube. 
Está echada la suerte, 
en traje de novia
ahí viene la Muerte,
blanco su vestido, 
sin ramo de azahares, 
a por su marido.





sábado, 14 de junio de 2014

Cada tanto vuelvo a los lápices de color


El lápiz de color o, como se le decía cuando yo era chica, pinturita, fue el material que usé en mis primeras ilustraciones publicadas y es un material al que vuelvo cada tanto. Tal vez porque es un instrumento que me resulta familiar, porque "las pinturitas" se usan en la infancia para pintar. Me resultan prácticos los lápices, no hay que estar limpiando nada cuando se terminan de usar como cuando uno pinta con otra clase de pintura, solo hay que sacarles punta y ya. Les tengo un cariño especial, por el olor de la madera, porque los siento más prolongación de la mano que el pincel, en fin, los quiero mucho mis queridos lápices.

Noche en el parque:

(Click sobre la imagen para agrandar)

Lectura:

(Click sobre la imagen para agrandar)

Cielo serrano:

 (Click sobre la imagen para agrandar)

En Reyes:

 (Click sobre la imagen para agrandar)

lunes, 9 de junio de 2014

Graciela Perriconi reseñó Azu en su blog


          (Click sobre la imagen para agrandar)

Se puede leer una linda reseña de Azu en el blog de Graciela Perriconi:
http://www.curiosamirada.blogspot.com.ar/2014/06/encuentro-68.html

¡Gracias, Graciela!