viernes, 15 de abril de 2011

de copos, copetes y periquetes


(Click sobre las imágenes para agrandar)

Riquete el del copete es un cuento de Charles Perrault que me atrajo desde el vamos por el título y después por el contenido. No es de los cuentos clásicos más conocidos, al menos para mí. Tengo conmigo una versión económica que sacó hace unos años Página 12 con traducción de Graciela Montes y las preciosas ilustraciones del maestro Oscar Saúl Rojas. El cuento empieza así: "Había una vez una reina que dio a luz un hijo tan feo y contrahecho que durante largo tiempo se dudó de que tuviese forma humana. Un hada, que asistió a su nacimiento, aseguró que no por eso dejaría de ser querible, ya que tendría mucho talento. Incluso agregó que, en virtud de un don que ella acababa de otorgarle, podría transmitir un talento semejante al suyo a la persona que más amase..."
Pavada de principio. ¿Cómo no seguir leyéndolo? ¿Y cómo no tentarse/me de hacer una adaptación a otro género de semejante cuento?
Así fue que hice una versión a teatro con humor y rimas que publicó Sudamericana e ilustró Cynthia Orensztajn. Acá un interior:


Cuando escribo teatro me siento actriz y directora de la obra al mismo tiempo y al mando de ese mundo chiquito de ficción. Y como le pongo humor, me divierto al escribirla y me da muchas ganas de que otros la lean para compartir la diversión.
Ya desde el título el cuento me dio pie para escribir en rima. Y no es complicado, al contrario, la rima ayuda a contar y a hacerlo con gracia.
La otra obra que integra el libro, la que llega en un periquete, es una versión a teatro de El traje nuevo del emperador de Andersen, escrita también con rima y humor y donde aparecen, como en la primera, dos presentadores que hacen de las suyas y lo hacen bien.
Recomendado a partir de nueve años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario