miércoles, 23 de marzo de 2011

En la luna II


Si me preguntaran a qué edad apunta "¿Y la luna dónde está?" diría que es por sobre todas las cosas un libro para que comparta un adulto con un niño a esa hora tan especial, la de irse a la cama, hora de la luna, hora de los sueños.
Abajo muestro algunos comentarios sobre el libro que aparecieron en distintas publicaciones. Estas reseñas me sorprenden gratamente mostrándome con otra mirada, no ya la mía, mi creación.

(Click sobre la imagen para agrandar)

Carina Curutchet en la web de Jitanjáfora:
"¿Se preguntaron alguna vez dónde está la luna en esas noches tan negras como la boca de un lobo?" Así comienza esta historia. Con un interrogante con el que todos los lectores podemos identificarnos: ¿quién no se ha hecho preguntas antes de dormirse, arropado bajo las colchas, mirando el techo, el cielo, la ventana, y mucho más allá?
La respuesta es una historia de ésas que se cuentan para endulzar los sueños y abrir la imaginación. Para que pensemos en la luna, algo tan lejano, como en "alguien" parecido a nosotros. Quizás una chica coqueta a la que le gustan los vestidos blancos. Quizás, una aventurera a la que le gusta pasear por las noches.
¿Y la luna dónde está? es un libro-álbum. Las ilustraciones y las palabras se resignifican mutuamente y permiten que el lector construya el sentido de este poético relato leyendo y mirando.
Las imágenes se destacan por sus colores, sus formas geométricas y, principalmente, por su textura, ya que es posible percibir la materialidad de la pintura, lo que le agrega un valor artístico que contribuye a estimular la sensibilidad estética de los lectores.

Rogelio Demarchi en el suplemento cultura de La Voz del interior:
La noche no sólo implica el reinado de la luna; también es el momento indicado para que alguien le cuente un cuento a quien se está por dormir. Y esos cuentos se guardan en la memoria como tesoros y, con el tiempo, pasan de boca en boca porque es ley contar el cuento que nos contaron.
Sobre esa idea descansa este bello cuento de Didi Grau: una prima le contó que hay noches sin luna porque a veces la pobre se queda dormida. Y eso no es todo. Dice la prima que la luna es una mujer que gira en el cielo impulsada por un trapecista. Un cuento maravilloso que hay que aprender para después poderlo contar.

Raquel Loiza en el suplemento de cultura de La Nación:
En ¿Y la luna dónde está?, el poético texto y las ilustraciones a pastel con predominio de apagados azules y verdes, que dialogan al unísono,logran una bella y sugestiva historia cíclica, que plasma con justeza "los misterios que depara la noche"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario